035. August

035. August

Me: ¿Quieres que te cuente una triste historia?

Madeleine: Cuéntame.

Me: Hace unos días murió una actriz porno que me gustaba.

Madeleine: Oh, ¿te refieres a una que se mató?

Me: ¡Solo tenía 23 años! ¿Acaso no es ya una historia demasiado triste?

Madeleine: Sí, así es. También me enteré de la noticia. Al parecer también estaba sufriendo de una gran depresión.

Me: Y eso no es lo más trise aún… Lo más triste es que todos se me están adelantando. ¡Me estoy haciendo viejo hasta para matarme!

Ella en solo 23 años alcanzó a vivir toda su vida. Todo su dolor y todo su placer, alcanzó a vivir toda su vida en tan poco tiempo y ya no le quedó nada más por vivir.

Yo con un año más y no he conocido más que la anhedonia. No sé qué sea el placer y mi sufrimiento no tiene ningún valor. No he sufrido grandes traumas, pero tampoco sé qué es ser feliz o sentirse bien.

Al parecer también sufría de trastorno de identidad disociativa. Yo por más que quiera no soy capaz de separar mi todo en partes, todo lo que soy siempre lo he sido y siempre lo voy a ser. No tengo mecanismos de defensa. Soy vulnerable a toda mi ansiedad.

Ah, sí, es una historia muy triste… Por alguna razón siento que es la muerte de una persona real que más me ha entristecido en la vida.

Madeleine: ¿En serio? ¿Por qué ella?

Me: No es que fuera su fan número 1, ni siquiera había visto tantos videos de ella en realidad… pero por alguna razón, su muerte me entristeció.

Bueno, tampoco es que esté llorando por eso, pero sí… por alguna razón, me causa algo de tristeza.      

Madeleine: ¿Alguna razón misteriosa?

Me: Supongo que en parte el hecho de que fuera un suicidio, de que fuera tan joven y que fuera una mujer bonita…

Tengo la enfermedad de Poe de pensar que no hay nada más poético que la muerte de una mujer hermosa.

¿Si tuvieras que calificarme de 1 a 10 en el espectro de la poética y la perversión, en qué posición me puntuarías?

Madeleine: Probablemente en toda la mitad.

Me: Sí… En parte también es porque, para mí, los suicidas son las personas más interesantes. Es como que puedo sentir una pequeña conexión con las personas que odian a la vida y se odian a sí mismas…

Y, como dije, me estoy haciendo viejo hasta para matarme.

Vivo una asquerosa vida de mierda que no va para ningún lado y no he podido matarme… Me estoy haciendo viejo para hacerlo.

Supongo que aún podría hacer unas cuántas cosas antes de morir… ¡Pero no es cierto! ¡Nunca haré nada! Solo seguiré siendo arrastrado por esta asquerosa vida hasta el final de ella.

Y es por eso que esta es una triste historia…

Madeleine: …  

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s